¡ Dime quién eres !

Dime quién eres

 

Me llamo Amélie. Tengo 21 años, dos brazos, dos piernas y toda mi cabeza. Soy francesa y estudio en Madrid/París. Quizás conocéis la película Amélie Poulain. Os gusta o no os gusta, pero no se trata de mí. Yo no soy Amélie Poulain sino Amélie Perceau.

Estudio Comunicación y Periodismo. Lo que más me interesa en ese entorno son las relaciones con la prensa. Ya he realizado prácticas : una por la comunicación de una pequeña empresa musical, y otra más larga en las relaciones con la prensa. Mi sueño sería, más tarde, crear un festival dedicado al público joven, que combinaría música, teatro, danza y artes de calle.

Pero tengo otros sueños, como viajar en los diferentes países del globo. Ya he empezado con Islandia, Inglaterra, Nepal, Italia, Portugal, África del Sur y Marruecos. Entonces no es por casualidad que estoy estudiando como Erasmus en Madrid. Fue cuando empezé a aprender idiomas extranjeros que tuve ganas de intentar la experiencia. Por eso cambié de Universidad en Francia para tener esa oportunidad.

Entonces, estoy estudiando Periodismo-Comunicación Audiovisual en la Universidad Carlos III, hasta Junio. ¿Pero porque estos estudios, de hecho ? Después de querer ser profesora para los niños, cantante, animadora de radio o aún informática, seriamente quise ser profesora de idiomas extranjeros (español o inglés). Creciendo, la profesión de periodista me atrajo. Estoy muy curiosa y me gusta escribir. Pero resultó que preferó la Comunicación a la Información.

Las otras cosas que me gustan en la vida son ir al cine, al mar, nadar, esquiar, leer, perderme en una ciudad cuando tengo tiempo, irme de compras, ir a conciertos, tomar una copa en la terraza, contar historias, cuidar a los niños y adolescentes (ayudarles para los deberes durante el año y trabajar como animadora para que pasen buenas vacaciones durante el verano).

Total, me llamo Amélie. Tengo 21 años, dos brazos, dos piernas y toda mi cabeza. Soy francesa pero estudio en Madrid. ¡ Ahorra conocéis mi historia y si encontráis Amélie Poulain, sabréis que no soy yo !